Cantamos en tu Boda
 
  PUEDES VER COMO AHORRAR EN UNA BODA
   
   

Consejos para organizar tu boda
12 MESES ANTES DE LA BODA
Anunciar el compromiso  a familiares y amigos
Elegir, de común acuerdo con tu pareja, si van a hacer una boda tradicional o una ceremonia informal, así como el lugar de la boda.
Luego, es muy importante, establecer un presupuesto real, quién afrontará los gastos de la boda, si los padres contribuirán al mismo. Este presupuesto deberá respetarse para evitar inconvenientes.
También deberán hacer una lista de las personas a invitar. Deberán realizarse cuatro listas: la de la novia, la del novio y las de las familias de ambos. Posteriormente se combinarán las cuatro listas para crear una quinta definitiva.
Comienza a visitar iglesias, templos, sinagogas o capillas, conforme a la religión que practiques. Una vez realizadas las visitas, reserva la fecha. Es importante que lo hagas con anticipación. La demanda suele ser alta y probablemente deseas mantener la fecha elegida con tu pareja.
Comienza a identificar que vestido te gustaría lucir. Puedes hacerlo mediante revistas o en los sitios web de tus diseñadores preferidos.
Entrevista como mínimo a tres organizadores de bodas. Pídeles referencias y presupuesto.
Recuerda que vas a necesitar camarógrafo, fotógrafo,  grupos vocales para la ceremonia religiosa y para la fiesta. Entrevístate con ellos y revisa sus cintas, grabaciones y fotos.
11 MESES ANTES DE LA BODA
Una vez que hayas entrevistado a varios organizadores de bodas, es hora de que tomes una decisión. Contrata a uno y comienza a discutir con él todos los detalles.
Es importante que definas con el organizador de tu boda el tema y las decoraciones que deseas para la recepción.
Establece citas con diferentes empresas de catering y solicita realizar degustaciones. Tienes que tener la certeza de que lo que se va a servir en tu boda sea de buena calidad.
Define quienes serán los que canten en tu boda así como los temas, y quienes serán los encargados de animar la recepción de tu boda. Elige la música de la ceremonia y realiza una primera lista de piezas para la fiesta.
Una vez revisados los videos y las fotografías de los profesionales consultados, firma un contrato con el que hayas seleccionado para bloquear la fecha. Haz una lista de las fotos que te gustaría hacer y consulta tus ideas con los profesionales.
Comienza a identificar y a entrevistar empresas que se dediquen a crear arreglos florales para bodas. Pide presupuestos.
Llama al lugar elegido para la ceremonia y determina la hora para realizar los ensayos.
Define el lugar, negocia el contrato y deja un depósito para reservar la fecha elegida.
Siempre hay familiares y/o amigos que se desplazan desde sus lugares de origen para asistir al gran día. Comienza a realizar una búsqueda de precios de hoteles y billetes de avión para los familiares y amigos más cercanos.
Visita las tiendas locales y comienza a probar los diseños que te agradan. Es importante que vayas identificando el estilo que más se ajusta a tu personalidad.
10 MESES ANTES DE LA BODA
El mes anterior lo dedicaste a entrevistar compañías de catering y a degustar sus platos. Ya es hora de dejar un depósito en la empresa que ha cumplido con todas tus expectativas.
Identifica a algunos amigos o familiares para ayudarte, aconsejarte y asesorarte. Escúchalos a todos, aunque la última palabra siempre debe ser la tuya.
Entrevista a la persona encargada de oficiar tu boda con tu pareja y discute la terminología y palabras que deseas utilizar durante la ceremonia. Siempre están abiertos a modificaciones. No temas pedir lo que deseas. Tu ceremonia tiene que ser tal y como la soñaste.
Determina con tu pareja el presupuesto destinado a la Luna de Miel e identifica el lugar que desean visitar.
Es hora de decidirse y de ordenarlo.
Si la boda va a realizarse en un parque, área recreacional o en la playa, es importante obtener los permisos.
Escoge a los padrinos y a las damas de honor y aclara con ellos su papel en la ceremonia.
Si todavía no están registrados, anótense en un gimnasio y pidan al entrenador que les organice una rutina de pareja. Tienen el tiempo suficiente para trabajar y tonificar el cuerpo. Ambos son los protagonistas de la boda y deben de lucir un aspecto radiante.
9 MESES ANTES DE LA BODA
Visita algunas tiendas por departamento que sean de tu agrado y realiza las listas de regalos. Ten en cuenta que no todos los invitados tienen el mismo poder adquisitivo. Asegúrate de registrar obsequios con un amplio margen de precios.
Comunícate con todos los proveedores de tu boda para que el tema que has elegido se pueda incorporar en todos los aspectos de tu fiesta.
Decide junto con tu pareja la comida y los licores que se servirán durante la recepción.
Realiza una selección de las canciones para la recepción. De esta manera ayudarás al DJ a conocer tus gustos musicales y evitarás sorpresas.
Tocado, velo, guantes y zapatos – Elige todos estos accesorios con mucho cuidado y trata de hacer varias pruebas. Una vez decidida, ordénalos.
Realiza nuevamente una búsqueda de boletos de avión y de reservas de hotel para los invitados. Puede que los precios hayan bajado. Una vez decidido el hotel y las compañías aéreas, procede con las reservas.

8 MESES ANTES DE LA BODA
Durante este mes es importante que le pidas a tu diseñador o diseñadora realizar la primera prueba del vestido de novia. No debes olvidar los zapatos. Invita a tu dama de honor para que te acompañe.
Elige el vestido de tu dama de honor y sus accesorios.
Comienza a buscar los anillos. Compara los estilos y los precios de los modelos que has visto en las joyerías con los que se pueden encontrar en Internet. Pruébalos antes de decidirte. Recuerda que es algo que vas a utilizar toda la vida.
Reúnete con los responsables de la empresa de flores seleccionada y discute con ellos tus ideas para la boda, temas y estilos. Acude a la reunión bien informada. Realiza una búsqueda previa en Internet y revisa revistas y fotografías en busca de inspiración.

7 MESES ANTES DE LA BODA
Revisión final – Reúnete con el organizador de tu boda y revisa paso a paso todos los detalles.
Comunica a todas las damas y caballeros (si los hay) las pruebas de vestuario y entrégales tarjetas con los días y horarios en los que se van a llevar a cabo. De esta manera nadie faltará a la cita.
Reúnete con tus padrinos y determina su vestuario. Puedes pedirles un determinado color o estilo.
Selecciona el vestido de la niña de las flores y el traje del pequeño que llevará los anillos.
Determina el diseño, el texto, el tipo de letra y el papel para las tarjetas de invitaciones y las cartas de agradecimiento. Selecciona una buena imprenta y ordénalas.
Hotel de los invitados : Ya es hora de negociar con el hotel elegido. Reserva una sección o un piso del hotel para que todos tus invitados estén juntos.

6 MESES ANTES DE LA BODA
Reúnete con el organizador de tu boda para revisar el orden de todos los eventos.
Es hora de decidirse. Elige y ordena los anillos que los acompañará para siempre.
Junto a tu dama de honor sal de compras en busca de todos los accesorios, joyería, lencería y todo lo que creas necesario para el gran día.
Para evitar sorpresas, ordena algo divertido (pero que sea de tu agrado) para que los invitados os arrojen luego de la ceremonia. Pueden ser pétalos de rosas, confeti o el clásico arroz. Evalúa todas las opciones y escoge la que más se adapte al tema de tu boda. Selecciona algo que no te arruine el vestido.
Visita la imprenta para aprobar las pruebas de las tarjetas de invitaciones.
Ha llegado el momento de acercarse a varias agencias de viajes para consultar presupuestos. También puedes aceptar ideas y sugerencias de los agentes de estas empresas. Escúchalos, pero quédate siempre con la última palabra.

5 MESES ANTES DE LA BODA
Ordena las tarjetas para las mesas así como también los programas de la boda.
Luna de miel: Concreta la elección del destino y comienza a repasar los presupuestos del mismo.
Visita varias pastelerías y pide la degustación de los pasteles. Una vez elegido el que sea del agrado de ambos, concreta la orden y determina el horario y el lugar para la entrega.
Selecciona el menú que se servirá la noche de la boda y pruébalo en una cena de ensayo.
Selecciona y reserva el hotel en donde pasarán la primera noche como marido y mujer.


4 MESES ANTES DE LA BODA
Redactar las invitaciones: Decide si lo vas a hacer tú misma o si vas a contratar a un profesional que lo haga.
Siéntate con tu pareja y discute si desean utilizar los votos tradicionales o si optan por escribirlos ustedes mismos.
Acompaña al novio a probar varios estilos de esmoquin,  comprar o alquilar los gemelos, zapatos, medias y todos los accesorios del novio.
Luna de miel: Una vez elegido el destino y revisados todos los presupuestos, tienes que decidirte por la mejor opción. Realiza el depósito y asegura la reserva.
3 MESES ANTES DE LA BODA
Revisa y aprueba las invitaciones, así como también los programas de la boda.
Reserva el restaurante en donde se realizará el almuerzo posterior a la boda. Recuerda que tan solo asistirán los amigos y familiares más cercanos. Aquellos de quienes te quieres despedir antes de tu Luna de Miel.
Reúnete con tus amigas y planea tu despedida de soltera.
Relájate un rato y sal a comer con tus damas. Es necesario para que se conozcan entre ellas y exista armonía en el grupo.
Realiza una cita con tu estilista y discute el estilo que será más apropiado para tu boda y estilo. Recuerda que tiene que alinearse con el vestido de novia.
Revisa tus listas de regalos e incorpora cualquier objeto que se te haya pasado por alto o sea una novedad en el mercado.

2 MESES ANTES DE LA BODA
Coordina un día con todas tus damas para realizar la prueba de sus vestidos. Es muy importante que asistan todas.
Envía las invitaciones.
Realiza la última prueba del vestido de novia. A partir de ese momento, trata de no engordar o adelgazar. Arregla el día, lugar y horario para la entrega.
Acompaña a tu novio para la primera prueba de su vestuario. No olvides llevar los accesorios.
Si han decidido sujetarse a un acuerdo pre-matrimonial, reúnanse con su abogado para discutir los puntos y cláusulas del mismo.
Renta o realiza los arreglos correspondientes al transporte que los trasladará desde la ceremonia hasta el lugar de la recepción.
6 SEMANAS ANTES DE LA BODA
Compra una cámara fotográfica nueva si es necesario. Es importante que registres y documentes todos los momentos de estas semanas de felicidad. Serán inolvidables y querrás recordarlas el día de mañana.
Envía las invitaciones para la cena de ensayo.
Comienza a escribir las tarjetas de agradecimiento a medida que vas recibiendo los obsequios. Te aliviará la tarea puesto que más tarde únicamente tendrás que enviarlas.
Confirma la selección musical con los músicos.
Selecciona el menú para el almuerzo post-Boda.
Compra un bonito regalo para tu futuro esposo.
Pídele al organizador de la boda que te aconseje tiendas de recordatorios relacionadas con el tema elegido. Selecciona los recordatorios que más te gusten y se adapten a tu boda y cómpralos.
Luna de miel: Ya tienes el destino y las reservas. Es hora de pensar en el vestuario para la luna de miel, los accesorios y el equipaje. Toma un día libre y realiza las compras de todo lo que te haga falta.
Prueba del peinado: Marca la cita con tu estilista y prueba el peinado que llevarás el día de la boda. No te olvides de tomar en cuenta el tiempo que lleva realizarlo.
4 SEMANAS ANTES DE LA BODA
Confirma la orden de los arreglos florales y el horario de la entrega.
Reúnete con el oficial de la boda y discute todos los puntos de la ceremonia.
Salón de fiestas: Determina dónde se prepararán los músicos, y que áreas pueden ser usadas para que éstos puedan descansar sin interrumpir tu fiesta.
Organiza las mesas es una tarea difícil pero no imposible. Sienta a tus invitados por familias, amigos y compañeros de trabajo. Trata de buscar afinidades a la hora de formar las mesas.
Color de cabello: Si utilizas tinte realiza una cita para un retoque la semana anterior a la boda. No puedes hacerlo el último día.
Realiza una prueba con un maquillador profesional que conozcas o te hayan recomendado. Si te agrada su trabajo, resérvalo para el día de la boda.
Ultima los detalles y los horarios de las fotos y el video. Confirma que ambos profesionales tengan todas las direcciones correctas.
Acuerdo Pre-Nupcial: En el caso de que hayas elegido esta opción, realiza la cita con el abogado para que el acuerdo sea firmado en el transcurso de esta semana.
Luna de miel: Comprueba con tu agente de viajes que todo el itinerario se encuentra en orden. Confirma los horarios de los boletos de avión, las direcciones y teléfonos del hotel y el lugar en dónde recogerán el automóvil de alquiler. Confirma también el transporte desde y hacia el aeropuerto.
Solicita la Licencia de Matrimonio. Asegúrate de llamar antes y pedir el listado de documentos que tienes que llevar contigo.
3 SEMANAS ANTES DE LA BODA
Reúnete con tu organizador de la boda y revisa todos los horarios de entrega. Pastel, flores, catering, bebidas, etc. Repasa todos y cada uno de los servicios del día de la boda.
Comunícate con todos los que no hayan respondido a la invitación de la boda. Es posible que alguna invitación no haya llegado a su destino o que un invitado haya olvidado llamar para confirmar. Dedica una tarde a esta tarea.
Manicura y pedicura: Realiza una cita para el día anterior a la boda.
Tienes que hacer los arreglos necesarios para que a tus mascotas y plantas no les falte nada durante la luna de miel.
Cada miembro de la pareja debe pedir una cita con la división de Recursos Humanos de sus respectivas empresas con el fin de pedir asesoramiento acerca de los papeles que tienen que presentar una vez cambiado su estado civil. También deben solicitar los formularios para incorporar a su pareja en el seguro médico.
Si durante la recepción vas a ofrecer el cuidado de los niños pequeños, realiza los arreglos con una agencia de niñeras y deja un depósito para reservar el día y la hora.
1 SEMANA ANTES DE LA BODA
Luna de miel: Pasa por tu agencia de viajes y recoge todos los itinerarios de viaje, reservas de automóvil, excursiones y hotel. Guárdalos en el que será tu equipaje de mano, junto con los pasaportes si son necesarios.
Haz las maletas – Los próximos días estarán cargados de emociones y tareas de última hora. Es importante que dediques un día a hacer las maletas junto con tu pareja. Deberán repasar los destinos que visitarán, las excursiones reservadas y el clima en esa época del año. Con toda esa información deberán hacer las maletas.
Consigue algunos cheques de viaje para comenzar la aventura tranquilos. También pueden cambiar algo de dinero en la moneda del país que visiten.
Realiza los arreglos necesarios para enviar tus cosas y las de tu pareja a la casa nueva. Es recomendable que un familiar o un amigo cercano se encargue de supervisar las mudanzas de ambos mientras se encuentran de Luna de Miel.
Reúnete con tu organizador de la boda y escribe todos los cheques de los servicios que serán entregados el día de la boda. Organízalos en sobres y entrégaselos al organizador de la boda para que éste se ocupe de distribuirlos.
Asegúrate de que el novio no deje su corte de cabello para el día antes de la boda.
LA BODA
Desayuna bien. No solo será uno de los días más importantes de tu vida, sino que también será un día muy lago y repleto de emociones. Necesitarás estar fuerte y concentrada y para ello no hay nada mejor que un buen desayuno.
Date tiempo para cada cosa, el vestido, el maquillaje, el tocado, todo tiene un proceso y debes vivirlo con alegría, no con ansiedad.
Disfruta. El día finalmente ha llegado y todo saldrá de las mil maravillas. Sonríe y no olvides las palabras más importantes del día: ¡Sí, quiero!
LUEGO DE LA BODA Y LA LUNA DE MIEL
Pídele a un familiar que congele el primer piso del pastel para disfrutar con tu pareja durante tu primer aniversario de casados.
Repasa las tarjetas de agradecimiento que ya tenías y escribe las que faltan. Visita el correo y envíalas todas juntas.
Lleva el vestido de novia y el velo a una tintorería que se especialice en la limpieza y conservación de trajes de novia. Compra una bonita caja para guardarlo cuando te lo entreguen.
Completa y envía todos los formularios necesarios para cambiar tu apellido de soltera por el de casada en la Licencia de Conducir, Pasaporte, Seguro Social, Bancos, Tarjetas de Crédito, etc.
Realiza una llamada a las compañías de fotografía y video para ver las primeras pruebas.
Imprime las mejores fotos de la Luna de Miel y colócalas en un álbum para compartir con tus amigos familiares.
Compra un portarretrato bonito para la fotografía que mejor represente la luna de miel y uno elegante y de plata para la mejor fotografía de la boda.
Ser feliz !!

  volver

Como ahorrar en una boda sin perder el estilo. El secreto está en los detalles.
Esta es una guía de pequeños ahorros que harán la diferencia.
Como ahorrar en una boda es lo que muchos novios se preguntan, pero no se atreven a decirlo abiertamente.
Banquete:
1. Hagan el evento en otro día que no sea sábado. El viernes o domingo son buenos días. El viernes si es en la noche, y el domingo si es una boda de día. El precio del salón será entre más barato.
2. Corten a los invitados que saben no son muy cercanos. Gente que no ven hace siglos y traten de evitar a los compañeros de trabajo si en sus oficinas son muchos. Sus amigos cercanos, lo entenderán.
3. Hagan degustación y pidan comida de temporada. Nada muy exótico ni extravagante pero SABROSO. Verifiquen los precios.
4. Anímense a quitar un plato del menú. Quizá 4 platos son demasiados.
5. Soliciten lo básico de las bebidas, cuanto más opciones de bebidas más botellas habrá que comprar.
6. Para los arreglos florales, pidan flores de la temporada y procuren elegir algún aditamento ornamental bonito (como bambú, una vela, cristal, etc.) vistoso para no tener que comprar tanta flor.
7. No pidan el paquete más grande (y caro) del fotógrafo. Pidan el básico y asegúrense de que haya muchas más fotos gracias a sus invitados. Pídanles a todos que lleven cámara y compartan.
8. Busca un grupo musical para la ceremonia religiosa y que te pueda animar la fiesta.
9. Pocos “recuerdos” son conservados por los invitados. No gasten en ellos.
10. Analiza bien las invitaciones en base a un presupuesto razonable y real.
11. Que reflejen su estilo y lo que quieren de su evento. El papel hecho a mano y los sobres gigantes no son necesarios.
12. Si quieres una invitación bonita pero barata corta lo siguiente: Sobre (que sea tríptico o díptico), grabado (el realce, y que sea impreso) y el celofán. Estos tres elementos pueden bajar el costo hasta en un 30%.


La novia:

13. Maquíllate con el estilista de tu confianza. Con quien siempre te haces tratamientos. Es mucho más probable que el precio sea razonable, además de que ya te conoce a ti y a tus gustos.
14. No busques el vestido más caro. Busca el vestido que realmente te guste.
15. Tampoco gastes una fortuna en los zapatos. Como mujer he descubierto que si bien debe ser fascinante andar en unos Jimmy Choo, los zapatos de la boda deben ser lindos y cómodos no necesariamente caros.
16. Si lo sabes hacer bien, maquíllate tú.

El novio:

17. Definitivamente la renta del traje es la opción.
18. Cuando compren los zapatos, piensen en un zapato que vaya acorde con el traje (frac, smoking, jacket) pero que también puedan usar en otras ocasiones.
Saquen partido al hacerlo con anticipación:
19. Puedes amarrar un buen precio del lugar si lo haces con mucha antelación.
20. Lo mismo para otro servicios como fotografía, invitaciones, recuerdos o limusina.
21. Pueden ir comprando entre toda la familia las botellas de alcohol una por una cada semana, cada 15 días. Así no se siente tan pesado y se reparten el gasto.
Padrinos
22. Si lo consideran adecuado, pidan a sus amigos y/o familia que sean padrinos de algunas cosas no tan caras, como las arras, el lazo, las copas, el ramo, la liga, o cosas más caras como anillos, pastel, flores. Ayuda mucho. Solo dejen que ellos decidan libremente si quieren o pueden. Esta es la forma de ahorro más controversial porque hay quienes lo consideran de mal gusto… pero hacerlo con tacto es indispensable.

¡ Felices finanzas! y FELIZ BODA

 

  volver